Facebook Twitter Google +1     Admin

El gobierno de Ecatepec y "Las Serenatas de la Z" homenajean a los abuelitos del siglo

20091017101611-reconocimiento-5.jpg

El alcalde Eruviel Avila los reconoció como ciudadanos distinguidos y les otorgó una beca mensual de mil pesos.

Ecatepec, México (Adultos mayores).- Dos abuelitos de Ecatepec, Domingo y Teresa, de 105 y 102 años de edad respectivamente, fueron reconocidos como ciudadanos distinguidos por el gobierno local, durante un homenaje que el alcalde Eruviel Avila Villegas y el cuerpo edilicio les realizaron en el palacio municipal, luego de que fueron felicitados en las “Las Serenatas de la Z”, programa radiofónico conducido por Gabriel Roa.

La idea del homenaje a los abuelitos de más de un siglo de vida, quienes guardan un sinfín de experiencias y tienen en su memoria parte de la historia de Ecatepec, nació en el programa de radio, pero Gabriel Roa la compartió con el gobierno de Ecatepec, quien no sólo aceptó gustoso la invitación de homenajear a Domingo y Teresa, sino que además de reconocerlos como ciudadanos distinguidos, decidió otorgarles  una beca mensual de mil pesos mensuales.

Durante el homenaje,  luego de que le cantaran las mañanitas de rigor con motivo de su onomástico (cumplió 102 años el pasado 15 de octubre), Teresa Silva, abuela de 90 nietos, quien vive en San Pedro Xalostoc,  sopló la vela de su pastel (un siglo), acompañada por el alcalde Eruviel Avila y Gabriel Roa.

Sumamente emocionado, el alcalde de Ecatepec dijo que “lo que hacemos ahorita por la gente mayor es porque somos personas agradecidas, ya que debemos de estar consientes que en un futuro podríamos llegar a esa edad”.

 “Estas personas, agregó, son hombres y mujeres que no tuvieron la oportunidad de estudiar en una universidad, pero sí tienen la ‘universidad de la vida’; esta es nuestra gente mayor, buena, trabajadora y honesta que ha llenado de privilegios este municipio”.

Por su parte Domingo Vázquez, quien nació en el municipio de Tepetlaoxtoc, pero desde hace 50 años vive en Granjas Valle de Guadalupe, donde crecieron sus siete hijos, está feliz por el homenaje, y con lucidez y fortaleza señala que todavía tiene planes de iniciar un negocio y seguir aportando a su casa.

Pero el abuelo Domingo carece de seguridad social, por lo que también fue beneficiado con un seguro médico para atender sus problemas de salud.

¿Cuál es la receta para vivir más de un siglo? se le pregunta. Se toma su tiempo para contestar y comenta que “la cosa está en no ser mujeriego, no beber alcohol, no ir de parranda, ni mucho menos desvelarse”.

El abuelo ve la cara que ponen quienes le escuchan y se ríe. Recuerda que le gustaba el alcohol, pero aclara que eso fue de joven, porque dice, “luego uno se da cuenta que si no hace algo por su vida pues todo se desperdicia”.

Narra cómo ha visto crecer su comunidad, desde el tiempo en que sólo había una calle importante donde circulaba un camión, hasta la actualidad en que está rodeada de avenidas y de gente.

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris