Facebook Twitter Google +1     Admin

Se disparan los robos a pasajeros del transporte público. Halcones y agente de la AFI frustran dos asaltos; un militar quizo hacer lo mismo pero resultó baleado

20070810114237-detenido-en-flagancia-img.jpg

Ecatepec, Méx. (Noticias de policías y ladrones).- En estos últimos días se han disparado los asaltos a pasajeros del transporte público en este municipio, pero en la mayoría de los casos reportados, la policía ha frustrado la acción de los amantes de lo ajeno, aunque ha teniendo que enfrentarlos a tiros, resultando dos delincuentes muertos y varios lesionados de ambas partes. Estas son las historias:

La primera historia que les contaré la protagonizaron dos delincuentes, que drogados asaltaron un autobús de pasajeros en pleno centro de Ecatepec, pero la policía los descubrió y abrieron fuego; uno resultó lesionado y otro escapó. El botín se recuperó.

Conducía por la avenida Insurgentes, cuando me “hicieron la parada en la Cruz Roja, me pagó una persona el pasaje y se subieron otros dos, uno me dijo que le diera todo. Me amenazó que ya me conocía, me sacó mi celular, el dinero que traía en las bolsas y lo que traía para cargar diesel”, explicó todo nervioso Gonzalo Hernández, chofer del autobús de la línea Autotransportes Ecatepec, Ruta Héroes Coacalco-Indios Verdes, con número económico 318 y matrícula 449HR6.

Luego los asaltantes amagaron a los pasajeros y procedieron a quitarles dinero y objetos de valor, pero el conductor del autobús se percató de la presencia de elementos de motopatrullas, quienes circulaban en sentido contrario, a unas cuadras del Palacio Municipal, y valientemente pidió ayuda porque los estaban atracando.

Al darse cuenta de la presencia de los elementos, los dos delincuentes se bajaron de la unidad a la altura del Centro Cívico de Ecatepec e iniciaron un tiroteo con los policías, lo que dejó como resultado que uno de los asaltantes, Armando Martínez de 31 años, fuera herido en la pierna izquierda, mientras que su cómplice, quien portaba el arma se dio a la fuga.

“Los delincuentes se bajaron en el Centro Cívico y se registró la balacera, pero no seguimos repeliendo la agresión para salvaguardar la integridad física de las personas que estaban en la zona porque era hora pico y había gente cerca”, explicó Enrique Serna, comandante del agrupamiento policiaco “Halcones”.

Armando Martínez, (ver foto) quien traía en su poder el botín del robo a los pasajeros (celulares, dinero, relojes) no pudo huir por estar lesionado y luego de que fue abandonado a su suerte por su compañero de raterías, fue capturado por la policía municipal y puesto a disposición del ministerio público de San Cristóbal, bajo el número de averiguación EM/FET/131/2007.

La segunda historia aconteció en la Vía Morelos, a la altura de la colonia San Pedro Xalostoc, donde Clemente García, de 61 años de edad, y militar de carrera fue baleado cuando intentó evitar que los amantes de lo ajeno asaltaran el microbús de la Ruta 18 en el que viajaba (El Universal)

El microbús de la Ruta 18, viajaba de Ciudad Azteca a Tlatelolco y en la Vía Morelos, tres sujetos abordaron el transporte, uno de ellos con pistola, y luego de amenazar a los pasajeros empezaron a quitarles sus pertenencias, pero cuando el militar intentó frustrar el asalto, el delincuente que iba armado le disparó y junto con sus compinches se dio a la fuga.

Finalmente déjenme platicarles el enfrentamiento entre policías y ladrones a bordo de un autobús de la línea Autotransportes Valle del Mezquital (AVM), el cual salió del poblado de Progreso, Hidalgo rumbo a Indios Verdes, DF. La unidad hizo una parada a la altura de la avenida Revolución mejor conocida como la 30-30, donde subieron tres sujetos, uno se sentó en la parte trasera del camión y los otros dos adelante, cerca del chofer. Cinco minutos después, estos individuos protagonizarían una balacera a fuego cruzado con un agente de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) que viajaba como pasajero (El Universal).

La decena de pasajeros a bordo dormitaban placidamente, cuando de pronto el grito de ¡Esto es un asalto hijos de la …!, los despertó. Los sujetos que habían abordado el autobús en Ecatepec eran asaltantes. Uno de ellos encañó al chofer, otro a los pasajeros, mientras que el tercero empezó a despojarlos de sus pertenencias.

Uno de los pasajeros intentó esconder su dinero, pero uno de los delincuentes se le acercó y le disparó varias veces asesinándolo a quemaropa. En ese momento, el agente federal Ricardo Díaz Hernández, abrió fuego contra dos de los delincuentes dándoles muerte, pero sin salir ileso, pues en el tiroteo resultaron lesionados junto con él, otro policía que también iba a bordo y un pasajero.

Mientras tanto, el chofer de la empresa Autotransportes Valle del Mezquital (AVM), Luis Escorza Hernández, nunca detuvo la unidad y manejó hasta llegar a 150 metros del paradero de Indios Verdes, donde pidió el auxilio de la policías capitalina.

El tercer asaltante, un joven de 23 años de edad, que dijo llamarse Rubén Trejo Gallegos, negó ser uno de los ladrones, pero no tuvo tiempo de deshacerse de parte del botín, además que fue plenamente identificado por los pasajeros, por lo que fue detenido.

Pero bien dicen que quien sale de redentor sale crucificado, pues el agente federal también fue detenido, no obstante que frustó el asalto y quizá evitó más asesinatos, ya que uno de los ladrones a quien disparó había ya ultimado a sangre fría a uno de los pasajeros.

En la procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) trascendió que, aún cuando el agente armado no sería acusado de homicidio, porque actuó en defensa propia, se le podría fincar el delito de portación de arma de fuego.

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris