Facebook Twitter Google +1     Admin

Para reducir accidentes, el gobierno municipal instala semáforos y realiza adecuaciones viales

20070722044838-adecuacion-vial-min-1.jpg

Para el alcalde José Luis Gutiérrez Cureño, el semáforo tiene como principal objetivo cuidar la vida de las personas que cruzan una calle y evitar choques de los vehículos en los cruceros peligrosos, por lo que para reducir accidentes y dar mayor afluencia vehicular en las avenidas, durante su gestión al frente del Ayuntamiento, se han instalado siete semáforos, cuyas solicitudes de instalación tenían de seis a nueve años, pero los pasadas gobiernos municipales se hicieron que la virgen les hablaba pues la semaforización nunca fue su prioridad.

Andrés Ibarra, Coordinador de Transporte Municipal, precisó que para ello, hasta el momento, se han invertido 2.5 millones de pesos en la instalación de dichos semáforos y hay programados otros 12, de los cuales, se instalarán cinco este año. Además se tienen programadas 27 adecuaciones viales y de forma permanente se realiza el mantenimiento a los 89 cruceros que se ubican en la localidad, agregó.

Pero ¿qué tan grave es la falta de un semáforo? Júzguen ustedes.

Miren, en lo que va del año, por lo menos se registraron 10 accidentes de personas al intentar cruzar la avenida R1 (a la altura de la avenida México) y por lo menos el doble de choques, por la misma causa, recuerda María de Lourdes, vecina de la colonia Jardines de Cerro Gordo.

“Los sábados, cuando se instala el tianguis, es cuando más problemas teníamos, porque hay mucha más gente que cruza y los automovilistas utilizan la R1 comos si fuera autopista a alta velocidad y como no era paso, no se detenían”, agregó.

En el cruce de la carretera federal Texcoco-Lechería y la avenida Chopo, de marzo a la fecha, se registraron 16 choques, seis lesionados y cuatro personas atropelladas, los cuales se pudieran haber evitado con la instalación de un semáforo, el cual había sido solicitado por los vecinos de la zona desde hace 8 años. (Más información ).

En los últimos meses han ocurrido ocho choques de vehículos que pretendían cruzar la avenida Revolución a la altura del fraccionamiento Bosques de San Javier, además de que dos personas fueron atropelladas el año pasado, por lo que el semáforo era una medida vial urgente, nos comenta Vicente Hernández, integrante de la mesa directiva de dicho conjunto habitacional.

Pues bien, permítanme anunciarles que en estos lugares ya no habrá accidentes por falta de un semáforo, porque si alguien cruza las calles “a tontas y a locas”, pues ya es boleto suyo, ¿o no? Bueno, regresemos al tema. También ya hay semáforo en avenida SUTERM y R1, Boulevar de los Aztecas y Quetzatcóatl, avenida Insurgentes y Río Grande, Vía Morelos y Circunvalación.

Al respecto, el Coordinador de Transporte Municipal, Andrés Ibarra, indicó que la instalación de semáforos no sólo ha frenado atropellamientos, sino que también ha evitado accidentes en los cruceros peligrosos y ha permitido aliviar los flujos vehiculares y los nudos de tránsito que se hacían en algunas avenidas.

Además, agregó, con el fin de agilizar la afluencia vehicular, resolver problemas de nudos viales y disminuir el número de choques por cruceros peligrosos, el gobierno municipal inició los trabajos de adecuación vial en la vía Morelos, a la altura del deportivo Siervo de la Nación y concluyó las adecuaciones en la avenida R1, al cruce con la avenida México, donde se abrió un paso vehicular y peatonal para frenar los constantes accidentes automovilísticos en dicho lugar, aparte de que los vecinos de la zona lo habían solicitado desde hace 10 años.

“Con esta adecuación, los que vienen sobre la avenida México y al llegar a la R1, quieren continuar sobre esta misma avenida ya no tendrán que dar vuelta hasta el retorno, con lo que evitamos los constantes choques de vehículos al tratar de cruzar”, explicó el alcalde Gutiérrez Cureño durante la inauguración del semáforo y del paso vehicular en el cruce de esas transitadas vialidades. .

Asimismo, Andrés Ibarra comentó que la dirección de Obras Públicas invirtió 240 mil pesos para abrir paso en el camellón, pavimentar y colocar guarniciones y banqueta para que los transeúntes crucen de forma segura, mientras que la Coordinación de Transporte destinó 200 mil pesos en la instalación del semáforo.

Por otra parte, indicó que se iniciaron los trabajos en el crucero ubicado en la vía Morelos, frente al Siervo de la Nación. “Vamos hacer algunos retornos, tanto para los conductores que tienen necesidad de ingresar hacia la colonia de Tulpetlac como para los que tienen que regresarse a San Cristóbal”, añadió el funcionario.

También, dijo, se harán ajustes en la avenida Central, a la altura del paradero en Ciudad Azteca y a la altura de la Central de Abasto. “En el paradero se van hacer unas agujas de incorporación y de desincorporación a la avenida para dar más fluidez al tránsito vehicular y en la Central de Abasto ya se presentó el proyecto a los comerciantes para resolver los problemas de congestionamiento en esa zona”, apuntó Andrés Ibarra

Noticias relacionadas:

Con un poco de voluntad política, gobiernos del PRI y el PAN pudieron evitar accidentes


Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris