Facebook Twitter Google +1     Admin

RESCATAR AL PRD PARA SALVAR A MEXICO

Compañeros y Compañeras:

Estamos atravesando por una de la etapas más difíciles en la historia del país. El futuro de

México está en juego. No sólo por el estancamiento económico, la agudización de la

violencia y la perversa inequidad social; sino también por el desenlace que está adoptando

la crisis de la izquierda mexicana.

Es muy importante tener claridad de lo que está pasando y colocarnos en la perspectiva de

la sucesión presidencial del 2012.

El país requiere un cambio de fondo y ese cambio sólo puede logarse con una izquierda

comprometida con un programa alternativo.

La economía es hoy más débil que hace 30 años, los gobiernos del PRI y del PAN han sido

incapaces de instrumentar una ruta de crecimiento sostenido. Desde el ingreso de México al

Tratado de Libre Comercio de América del Norte, los grupos de poder económico y político

han priorizado sus privilegios en detrimento del desarrollo nacional.

Mientras que un grupo de naciones de América Latina gobernadas por la izquierda han

crecido de manera significativa y han logrado sacar a millones de familias de la pobreza, en

nuestro país el número de pobres sigue creciendo.

El desplome financiero en Estados Unidos en 2008 que desencadenó la más profunda

recesión de los tiempos modernos, hizo que numerosos países apostaran a la recuperación

de su mercado interno, pero en México la economía se dejó en manos de los barones del

dinero y de un puñado de oligopolios.

El país está en franca decadencia producto de una crisis global de carácter económico,

político, social y moral.

Una crisis de seguridad que tiene sumergido a México en la peor crisis de violencia que ya

suma en el sexenio casi 40 mil muertos, derivado de una guerra fallida emprendida por el

gobierno federal para combatir al narcotráfico y al crimen organizado.

Los feminicidios se han incrementado en forma preocupante, principalmente en Chihuahua

y el Estado de México que engrosan la estadística de mujeres asesinadas a quienes no se

les ha querido hacer justicia.

La violencia desatada y la falta de voluntad de los gobiernos panistas y priístas para

contenerla, también ha cobrado la vida de defensores y defensoras de derechos humanos,

de migrantes y reporteros.

La militarización avanza, se criminaliza la lucha social, se violan derechos humanos sin que

exista una estrategia integral para enfrentar la inseguridad, la violencia y la descomposición

social.El país está urgido de una alternativa de izquierda. Pero la izquierda vive una crisis profunda

que es necesario caracterizar y encontrar mecanismos para superarla.

La crisis de la izquierda está caracterizada por su división interna, su pérdida de

competitividad electoral, sus conflictos ideológicos y políticos vinculados a la política de

alianzas y al programa. A la vigencia de dos proyectos de nación que vienen compitiendo

desde 2006.

La crisis del PRD tiene su origen en el período posterior al fraude que impuso de manera

espuria a Felipe Calderón en la Presidencia de la República.

Una  vez que se consumó la imposición se agudizaron las contradicciones internas; el

partido se polarizó. Un sector del PRD optó por dialogar con Felipe Calderón y mantener una

relación con ese gobierno que a la postre impuso una dirección en el partido acorde con sus

intereses y buscó en todo momento eliminar políticamente al movimiento aglutinado en

torno al liderazgo de Andrés Manuel López Obrador dentro y fuera del PRD.

Desde entonces la actual dirección ha aplicado una línea política contraria a la naturaleza de

un partido de izquierda de oposición al régimen y adoptó políticas de franca colaboración

legitimando a la derecha en el poder y justificando sus decisiones.

La plataforma que dio fuerza a la izquierda y al PRD en 2006 fue abandonada y traicionada

por la actual dirección del partido.

Es por ello indispensable rescatar la independencia y la soberanía desde la izquierda con

respecto al gobierno de Felipe Calderón, los gobernadores, los poderes fácticos y los

partidos de la derecha tanto el PRI como el PAN.

La solución a la división interna en el PRD se daría respetando la línea política aprobada en

el Congreso Nacional que establece que “bajo ninguna circunstancia el PRD reconocerá a

Felipe Calderón como Presidente de México” y que “con Felipe Calderón no habrá diálogo ni

negociación alguna”.

Ahora, la prioridad de la actual dirección, es la alianza con el PAN por encima de la unidad

del partido y su viabilidad como opción de izquierda: Tienen una alianza estratégica con

miras al 2012.

La política de alianzas descrita en nuestros documentos básicos sólo admiten las alianzas

con los sectores y organizaciones democráticas y progresistas que coinciden en la

necesidad de transformar las condiciones actuales del país y que tienen coincidencias con

nuestro proyecto alternativo de nación. Por lo tanto no admite las alianzas ni con el PRI ni

con el PAN.

Las alianzas estratégicas y prioritarias son con los partidos que integran el Diálogo por la

Reconstrucción de México y con los sectores progresistas y democráticos del país. En

materia de política de alianzas, el partido debiera ser el eje aglutinador de un polo

progresista con la fuerza capaz de lograr los cambios que hacen falta para la transformación

del país.

La derecha tanto priísta como panista se “olvidó” de los enormes retos que enfrenta México.

Los panistas prefirieron lidiar con los vicios del viejo régimen en lugar de combatirlos. Preservaron el sistema de corrupción y privilegios en vez de transformarlos; abortaron el

proceso de transición democrática que había conquistado fundamentalmente la izquierda;

Vicente Fox prometió sacar al PRI de Los Pinos pero prefirió pactar con ellos y dejar intacto

su régimen. Y con los gobiernos tanto del PRI como del PAN tenemos un país paralizado,

estancado, con todos sus problemas agudizados.

Los panistas vinieron a exacerbar todos los problemas nacionales existentes y han caído en

las redes de los poderes fácticos, los monopolios rapaces, los charros sindicales, los

millonarios privilegiados y los priístas saboteadores.

Han debilitado al Estado mexicano y ensanchado los vacíos de poder que ahora ocupan los

poderes informales.

De tal manera que la justificación de aliarse con el PAN para que no llegue el PRI no se

sostiene en su argumentación, en primer lugar porque el PRI nunca se ha ido y también

porque ambos partidos constituyen un bipartidismo de derecha que pretende ser

hegemónico excluyendo a los sectores progresistas, de izquierda y democráticos del país.

En su estrategia pretenden reducir a la izquierda a la marginalidad, a los cargos

plurinominales, a las migajas de poder y hay quienes se prestan a esos objetivos perversos

y pierden de vista la naturaleza del adversario.

La carta de licencia enviada por AMLO al Consejo Nacional es un llamado a la rectificación,

a que se priorice la unidad del partido y de la izquierda. A hacer un balance de qué se quiere

priorizar, si los acuerdos con el PAN y Felipe Calderón o acordar con las fuerzas

democráticas y de izquierda para dar la batalla en el 2012.

Es tiempo todavía de entender que el PAN sólo está utilizando al PRD, que  al PAN le urge

legitimidad, el oxígeno que le dan algunos dirigentes nacionales del partido y que esas

alianzas sólo benefician al PAN y al proyecto de las élites.

Es el momento de rectificar, así que en el próximo Consejo Nacional antes que debatir sobre

los cambios en la dirigencia nacional del partido, ese órgano, máxima instancia de dirección

entre Congreso y Congreso, deberá votar la prohibición expresa de practicar alianzas con

los partidos de la derecha, tanto en el Estado de México como en las elecciones del 2012.

Si la crisis se profundiza y se generan dos polos de la izquierda, si se da la división, si se

forma un polo encabezado por el PT y Convergencia y otro polo un PRD dividido, las

posibilidades de obtener buenos resultados tanto en las elecciones locales de éste año

como en las federales y locales del 2012 son evidentemente menores,

En el caso del Estado de México, se requiere cancelar la consulta ciudadana organizada por

el PAN y Nueva Izquierda para justificar su alianza y evitar que Alejandro Encinas sea el

candidato del PRD y provocar la salida de López Obrador del partido. La consulta sólo es

una manera disfrazada de imponer la alianza con el PAN. Quienes la impulsan debieran

entender que esa alianza ya naufragó, que no se va a dar porque no permitiremos que Nueva

Izquierda y sus aliados lleven al naufragio a la izquierda y al PRD

Nosotros impulsaremos a Alejandro Encinas como candidato a gobernador del Estado de

México en la unidad del PRD, el PT, Convergencia y el Movimiento de Regeneración que

encabeza López Obrador. Impulsaremos la unidad de la militancia perredista por encima de las decisiones de la

burocracia que defiende los intereses de la oligarquía dominante en detrimento del triunfo

de la izquierda en una entidad estratégica para alcanzar el poder político en México.

Urge relanzar al PRD hacia afuera, adoptar iniciativas orientadas al avance de las fuerzas

progresistas y a resolver la grave crisis que azota al país.

No vamos a claudicar ante posiciones entreguistas de una izqui9erda incapaz de construir

una fuerza social y una alternativa política para convertirse en mayoría.

El PRD debe cumplir con su papel histórico con una nueva línea de organización de un

partido movimiento, con una estructura eficiente, capacitada y nacional; que tenga solidez

ideológica y una línea de movilización que atienda y resuelva los problemas de la gente.

Se requiere que el partido recupere las causas que le dieron origen, sus valores y sus

principios. Que sea un partido al servicio de las causas del pueblo de México y de las

transformaciones sociales, abierto al conjunto de la sociedad, con independencia y

autonomía de los poderes fácticos, que ofrezca un modelo de desarrollo alternativo al

neoliberalismo y soluciones los problemas del país.

Con visión estratégica en la disputa por la Nación.

Con fuerza social, representatividad política y fortaleza ideológica.

El rescate del PRD se construye desde abajo, en la lucha de la militancia, en las plataformas

programáticas que enarbolamos, en las redes de solidaridad que construimos, en la unidad

que propiciamos para acumular fuerzas y cambiar la correlación política.

La unidad de las izquierdas no es la suma de aparatos partidarios burocráticos, sino la

adición de una forma de creer y de pensar. La izquierda cuando se logra articular,

transforma y modifica, alcanza grandes cambios, se da la revolución democrática.

Tenemos que retomar la mística. El partido tiene que estar estrechamente vinculado a las

aspiraciones de la gente. Debe ser el contrapunto a la lógica del capital; el instrumento que

reduzca la desigualdad social y preserve la naturaleza.

Con gobiernos paradigmáticos al servicio de los derechos sociales, el progreso y el interés

general.

La causa del partido es la causa de las mujeres en nuestra búsqueda de igualdad y paridad

entre los géneros.

La causa del partido es la causa de las juventudes organizadas por sus derechos a la

educación, la recreación sana y oportunidades de desarrollo ante el inminente cambio

generacional.

La causa de la intelectualidad progresista, de la comunidad cultural y científica… y sus

alianzas en función del objetivo estratégico de lograr la democratización del país, la

transformación profunda de la sociedad y del sistema político y el modelo económico

imperante.  Construir una fuerza política para volver a ganar la presidencia de la República

en el 2012 y tener la organización partidaria que defienda los triunfos obtenidos.Haremos valer el peso político de la militancia en defensa del interés nacional. Nuestra

concepción implica la capacidad de representación social y política. La convicción de que la

fuerza no sólo dimana de los espacios formales, sino de la real representación ciudadana.

El partido que necesitamos.

Una organización con presencia en todo el territorio nacional y entre los mexicanos que

viven en el extranjero, principalmente en Estados Unidos.

Competitiva en el  ámbito electoral, que recupere la senda de las victorias para las

propuestas de la izquierda.

Crítica y autocrítica, con mentalidad objetiva.

Cercana a los problemas de las y los jóvenes con alternativas viables para sus aspiraciones.

Sólidamente estructurada en el ámbito geográfico y entre los diversos sectores, clases y

grupos sociales.

Renovado con liderazgos emergentes y propuestas creativas.

Independiente de los poderes fácticos y de los partidos de la derecha. Claramente

diferenciado y opuesto tanto al PRI como al PAN.

De oposición y con un proyecto alternativo de nación.

Capaz de ser gobierno y de mantenerse en él. Con políticas públicas de vanguardia que

generen paradigmas.

Actualizado en el manejo de los medios tecnológicamente avanzados de comunicación.

Interrelacionado con y a través de las redes sociales.

Impulsor de la unidad de las fuerzas democráticas, progresistas y de izquierda.

Con la vista puesta en el futuro, principalmente en la sucesión presidencial del 2012 que

rescate la tradición de las batallas de la izquierda mexicana en el siglo XX y los albores del

siglo XXI.

De los comunistas, los socialistas, los libertarios. Recupera y haga honor a los ejemplos de

Valentín Campa Salazar, Demetrio Vallejo Martínez, Othón Salazar Ramírez, Rubén Jaramillo

y Heberto Castillo.

Identificado con la veta nacionalista del General Lázaro Cárdenas del Río. Rescate los

ideales originarios del partido que nació el seis de julio, herencia de la insurgencia cívica del

neocardenismo del 88 que encabezó Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano. Que vaya al

reencuentro del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) que lidera Andrés Manuel

López Obrador.

Reivindique y defienda la política social del gobierno democrático de la Ciudad de México.Promueva la formación política e ideológica de las y los militantes.

Garantice expedita, y libre afiliación de los ciudadanos.

Promueva la perspectiva de género en todas sus políticas y la paridad en los espacios de

representación.

Privilegie la participación de las mujeres.

Fortalezca las alianzas con las organizaciones políticas de izquierda y rechace las que se

pretendan hacer con el PRI o el PAN.

Promueva la coordinación de los movimientos reivindicativos de masas que enarbolen

causas justas.

Defienda la soberanía nacional.

Promueva la unidad de las izquierdas en l postulación de candidaturas a puestos de

elección popular en los procesos electorales por venir.

Garantice la postulación de una sola candidatura de la izquierda para Presidente de la

República el año venidero.

Se coordine con la izquierda democrática de América Latica y del resto del mundo.

Promueva el respeto a las libertades, a la diversidad y a todas las formas de ser y de pensar.

Defienda los derechos humanos, se oponga a la criminalización de la lucha social,

promueva la libertad de todas y todos los presos políticos y exija la presentación con vida

de los desaparecidos.

Recupere la noción de partido-movimiento para cambiar la correlación de fuerzas en nuestro

favor.

En base al análisis  de la realidad concreta, defina una estrategia exitosa que nos permita

volver a ganar la presidencia de la República y evite la reestructuración del PRI y la

instalación del bipartidismo de derecha.

Cierre el ciclo de la división y de la desgastante lucha interna y desarrolle el debate en torno

a los grandes y graves problemas nacionales.

Impulse una nueva política económica que combata de raíz las causas del crecimiento dela

delincuencia. Instrumente una nueva constitucionalidad que establezca la universalidad de

los derechos sociales y detenga la masacre que lleva más de 35 mil víctimas en la guerra

absurda que desató el actual régimen espurio.

Reintegre a nuestras filas a miles de ciudadanos que se han alejado de nuestro proyecto.

Genere una adecuada política de comunicación social que nos reposicione entre la opinión

pública.

Defienda los derechos de los migrantes y garantice la vigencia delas prerrogativas políticas

de los mexicanos que viven en los Estados Unidos.Desarrolle una política de organización en cada municipio y que nos relacione e inserte en la

problemática laboral, campesina, ambientalista y educativa.

Impulse con nuevas iniciativas al movimiento municipalista.

Profesionalice y desarrolle nuestra actividad legislativa y parlamentaria.

Concientice a la población de la necesidad del cambio verdadero.

Denuncie las políticas neoliberales que propician desigualdad e injusticia.

Logre el cambio de las direcciones estatales  y municipales en un ambiente de

representación proporcional auténtica, gobernabilidad y respeto, del cual emerjan líderes

legítimos.

Evite que se diluya en pactos pragmáticos nuestro perfil.

Entrene y capacite a las y los dirigentes y a las y los candidatos en el manejo de la imagen,

la transmisión de los mensajes propagandísticos y en los debates.

Se cimente en la incorporación de las nuevas generaciones. Conjugue juventud y

experiencia.

Y construya una Patria para todas y todos.

Consejeras y consejeros nacionales, pido su apoyo para encabezar el rescate del partido

para salvar a México.

14/03/2011 07:04. Autor Andres Ver nota completa. sin tema

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comAutor: Ulises

A estas alturas pienso que esta bien el cambio en dirección al PRD aun que no creo que el mejor candidato sea AMLO pues moverá masas pero es lamentablemente ignorante, y la cuestión es que estamos tan encadenados a lo que digan los señores del país anglohablante, por otra parte habría que fajarse los pantalones con ética profesional, dejar la corrupción a un lado ; el manejo erróneo de los medios de comunicación que nos hizo ver nuestra suerte, como ejemplo tangible, la paranoia social ocurrida en los días de influenza, casualmente las tendencias del peso frente al USD eran muy favorables para nosotros los mexicanos, ¿y que paso? viene Obama a charlar con nuestro supuesto presidente (Calderón) durante dos horas sin que ningún medio estuviese presente, y después ¡¡¡¡ la influenza¡¡¡¡¡ cosa inexistente a pero, PANDEMIA dijeron los medios fase 6 lo cual obviamente la paranoia era tal que las películas de exterminio y resident evil se quedaban cortas a la imaginación alimentada por los datos que nos ofrecían los medios, eso señores fue lo que quebranto la economía durante toda una semana sin salir a consumir, hay personas que viven al día y esos 15 días fueron bastante relevantes para que aquellos trabajadores perdieran el pan de cada día.

La fuga económica de esos días fue tremenda.

En fin mi punto es que tenemos el gobierno que merecemos, hagamos conciencia el gobierno no cambiara a menos que cada ser que habita este país cambie de manera significativa eduquemos a nuestros semejantes, honremos México este maravilloso país y a su gente.

1:practiquemos la honestidad.
2:Practiquemos la ética y moral. (la moral nos separa de los animales)
3:Practiquemos el respeto.
4:practiquemos la responsabilidad social que es nuestro trabajo (honrar nuestra fuente de ingresos)
5:La moral (el altruismo, las virtudes) puede no ser una ventaja para la supervivencia del individuo, pero sí lo es para la comunidad.


"Por mi raza hablara mi espíritu"

Fecha: 23/03/2011 02:41.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris