Facebook Twitter Google +1     Admin

Dejar de alimentar humanos para alimentar autos.

 

By: Godofredo Oscós Flores

Iniciamos el milenio con la decisión de algunos gobiernos (USA, Brasil y los que decidan unirse en breve, contra los que se opongan) de dejar de procesar grandes cantidades principalmente de maíz, caña, palma, soya,  para alimento,  para en lugar de eso procesarlo como combustible (etanol).

Algunos organismos importantes (ONU, FAO), líderes gremiales, así como ciudadanos comunes con distintos niveles de influencia, se oponen a este tipo de acuerdos que se promueven con políticas que hasta ahora no están esclarecidas en cuanto a sustentabilidad global, la preocupación no es para menos ya que además de la deforestación y la hambruna inevitables, con este tipo de decisiones se continuaría el proteccionismo hacia la industria automotriz que en cada país productor de vehículos trae cuantiosas ganancias a 2 o 3 personas, de las más de 6 mil millones que vivimos en el planeta. Las áreas de cultivo existentes logran aunque con deficiencia, todavía alimentarnos, pero para la producción de esa bioenergía se necesita: 1- Arrebatar más tierra a bosques, selvas y pastizales, 2- Expropiarles o lo que es lo mismo arrebatarles sus tierras a todos los pequeños agricultores que se dejen. 3- Alterar procesos naturales, degenerar con pesticida y fertilizante químico la tierra, crear granos genéticamente modificados, que llegado un día y para regocijo de los investigadores sólo servirán para producir etanol y para nada más.

Rusia, USA, China, grandes productores de alimentos y con gran extensión territorial, le apuestan al etanol sin medir consecuencias, o más bien  sin avisar consecuencias GLOBALES, en tanto otros países principalmente del hemisferio norte; Unión Europea, Japón, Corea...  que no son grandes productores de alimentos, ni poseen grandes territorios y que por tanto son incapaces de satisfacer sus demandas de combustible, buscarán acuerdos diplomáticos o no diplomáticos con otros países generalmente del hemisferio sur; Sudamérica, África, Australia altamente productores, extensos en tierras, capaces de satisfacer necesidades de los menos aún a costa de afectar intereses de las mayorías, otros países se verán en la necesidad de cuando menos buscar la autosuficiencia energética ante las presiones globales las cuales más que una búsqueda de energías alternas, buscan quebrantar economías que dependen del petróleo con “alto porcentaje de azufre”; Venezuela, México, Medio Oriente. Pero esto no se limita a países, los empresarios más ricos del mundo, y los grupos financieros más visionarios han analizado el potencial de inversión y mueven miles de millones de dólares y euros hacia la certeza de dividendos que promete el etanol .

 

Casi todo el mundo estaría de acuerdo que son más importantes los humanos.

Pero es más redituable alimentar autos. Con todo y las guerras que se desaten por la posesión de la tierra, el agua, y los alimentos.

Lo peor de esta circunstancia y de lo que hasta ahora nadie a hecho mención, es que el etanol se quemaría, sería  casi nada, sólo contaminación, moléculas irreversibles, humo dañino,  en cambio los desechos orgánicos del ciclo alimenticio aunque hasta ahora no se hace, pueden (deben) ser reciclados.

 

Casi no se puede hacer nada al respecto, como no sea la decisión de no comprarse, o retrasar lo más posible la adquisición de un auto.

Y divulgar los pocos artículos que existen hasta ahora exponiendo el problema. Es posible que algo relativamente sencillo evite que para 2025 haya 2 mil millones de personas hambrientas y 2 mil millones de autos satisfechos rugiendo a 300 km/hr en periféricos y libramientos, que para esos años tendrán un segundo y hasta un tercer piso, consumiendo a esa velocidad en un solo día lo que alcanzaría para alimentar a una persona durante aproximadamente más de un mes.

Pueden ser, incluso más, pero me confieso incapaz por ahora de ofrecer un cálculo de cuantos millones de autos de superlujo podrían estar para ese entonces, protegidos, con tanques de combustible satisfechos también, durmiendo tranquilos en los estacionamientos.

Quede el presente documento a 10 de octubre de 2009 para que llegado el día no se exprese algo como: “ Nadie nos lo dijo”

 



 

 

10/10/2009 22:23. Autor Godofredo Oscós Ver nota completa. Ecología

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris