Facebook Twitter Google +1     Admin

Diálogo Político

20070819104437-onesimo.png

Diálogo Político, Ecatepec, Méx.- No obstante que el perredismo ya había hecho las paces con el Obispo Onésimo Cepeda Silva, el jerarca católico nunca retiró la demanda que interpuso contra el PRD por considerar que las declaraciones del líder nacional perredista, Leonel Cota Montaño le causaron un daño moral, y que gana el juicio, por lo que la juez Sandra Luz Díaz Ortiz, titular del juzgado 35 de lo civil, sentenció al partido del sol azteca a indemnizarlo con 2 millones de pesos, aunque el prelado demandaba 750 millones. (La Jornada.17/08/2007 )

Por José Luis Ortega Pérez 

Si bien es discutible y apelable, dicha sentencia representa la violación a un derecho constitucional, lo cuál es muy grave ya que muestra una tendencia de que la justicia se está derechizando y preocupa que se empiece a sancionar la libertad de expresión bajo la falsa interpretación de que el debate político e ideológico mediático causa un daño moral.

El artículo 6 constitucional establece que "La manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, sino en el caso de que ataque a la moral, los derechos de tercero, provoque algún delito o perturbe el orden público; el derecho a la información será garantizado por el Estado".

Miguel Carbonell en su artículo “La responsabilidad de la prensa en México ", nos dice, “las limitaciones del precepto constitucional tienen una marcada vaguedad y pueden ser interpretadas de forma ambigua, por lo que quizá sería bueno removerlas o redactarlas de forma que no dejaran espacios interpretativos que, en realidad, pudieran negar el ejercicio de la libertad de expresión. El caso de la "moral" (así en singular) es muy ilustrativo. Si se revisa la interpretación que ha hecho el Poder Judicial Federal de este término, se comprenderá su inadecuación a un contexto democrático”. La Corte ha dicho que:

(...) Dado el carácter variable de la noción de buenas costumbres y de moral pública, según sea el ambiente o grado de cultura de una comunidad determinada, es necesario dejar a los jueces el cuidado de determinar cuáles actos pueden ser considerados como impúdicos, obscenos o contrarios al pudor público. A falta de un concepto exacto y de reglas fijas en la materia de moralidad pública, tiene el juez la obligación de interpretar lo que el común de las gentes entienden por obsceno u ofensivo al pudor, sin recurrir a procedimientos de comprobación, que sólo son propios para resolver cuestiones puramente técnicas, Semanario Judicial de la Federación, Quinta Epoca, Primera Sala, tomo LVI, p. 133. (Ver artículo completo ).

¿Qué consideró el Obispo de Ecatepec que le causó un daño moral?

¿Por qué la juez decidió que el PRD realizó una acción dolosa para denostar públicamente a Onésimo Cepeda?

¿Qué fue realmente lo que le dijo Cota Montaño al jerarca católico que provocó su demanda?

Pero antes de que encontrar las respuestas a las anteriores preguntas, describamos un poco al demandante de esta historia que huele a golpe derechista al PRD y a la libertad de expresión, pero disfrazado de proceso judicial.

Antes de convertirse en sacerdote, a los 33 años, Onésimo cepeda trabajó como banquero y corredor de bolsa; conoció a Slim en 1964 y fundó con él la Casa de Bolsa Inversora Bursátil, hoy más conocida como Grupo Inbursa. También ahí colaboró con Roberto Hernández, miembro de los consejos de administración de Banamex-Citigroup, ICA y Televisa, entre otros. (Terra: 23/3/2007 ).

"Alguna vez me preguntaron si era el Obispo de los ricos, a lo que respondí que soy el Obispo rico metido a pobre”, reconoce el jerarca católico, porque dice "tenía con qué vivir y con qué vivir muy bien” y que si se metió al sacerdocio, no implica haber hecho algún voto de pobreza, sino de castidad y de obediencia al Papa".

Al obispo de Ecatepec le gusta jugar golf y la fiesta taurina, sobre lo cual señala: "¿Que juego golf? Pues sí juego golf, es algo que me da mucha risa porque yo jugué golf desde los seis años, no me explico por qué tener que dejarlo de hacerlo ahora”, señala. "Los toros me han gustado de toda la vida, entonces por qué me van a dejar de gustar los toros. ¿Porque soy Obispo? ¿Porque soy Obispo tengo que estar con las palmas juntas y dándome golpes de pecho?".

Ahora sí presentado el demandante, esta es la historia:

Los ataques verbales entre el obispo de Ecatepec y Cota Montaño empezaron el 28 de noviembre de 2005, cuando Onésimo Cepeda calificó de "estupidez" las críticas que hizo el entonces candidato presidencial del PRD, Andrés Manuel López Obrador, al Instituto Federal Electoral.

En aquella ocasión, el Obispo de Ecatepec envió un mensaje a López Obrador: "(...) la estás regando. No la riegues, porque te vas a quemar". Y se refirió a los abanderados de otros partidos como "candidatos de altura".

Entonces el PRD puso el grito en el cielo y pidió que la iglesia no se metiera en política, generándose un pleito mediático entre Onésimo Cepeda y perredistas, en la que el ex vocero perredista Gerardo Fernández Noroña denunció que alguien le estaría pagando al obispo para hablar.

Entonces la Secretaría de Gobernación llamó a comparecer al Obispo Onésimo Cepeda, durante la cual el jerarca católico (16 de enero del 2006), señaló que la nota periodística objeto de su comparecencia no era exacta conforme a lo que él declaró; que no era correcto que él haya calificado de “estupidez” las críticas que Andrés Manuel López Obrador hizo al Instituto Federal Electoral, sino que él había declarado que: “se me hacía una estupidez cualquier crítica que se hiciera contra ese organismo que a los mexicanos nos había costado mucho trabajo prestigiar, para que fuera desprestigiado sin ninguna prueba...”; y que él nunca mencionó a ningún partido político en sus declaraciones. (Ver boletín 14 de la SEGOB: 20/01/2006 ).

Luego de escuchar a Onésimo Cepeda, la Secretaría de Gobernación consideró que sus declaraciones, en ningún caso hacían referencia a partido o asociación política alguna y que si bien se menciona en su declaración periodística a Roberto Madrazo, Felipe Calderón y López Obrador, estas personas no eran al mes de noviembre del 2005, fecha en que fueron hechas tales afirmaciones, candidatos registrados en los términos del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (COFIPE), sino “precandidatos” de tres partidos políticos, quienes fueron formalmente registrados hasta la primera quincena del mes de enero del 2006, adquiriendo con ello propiamente la calidad jurídica de “candidatos”.

Por lo que la Dirección General de Asociaciones Religiosas de la Secretaría de Gobernación determinó que no procedía iniciar el procedimiento administrativo sancionador, no obstante exhortó formalmente al obispo para que se “abstuviera de realizar conductas que pudieran considerarse no apegadas a las disposiciones legales aplicables, sin perjuicio de los demás derechos y libertades garantizados por el Estado mexicano”.

Dicho exhorto fue saludado por el líder nacional Leonel Cota Montaño, quien emitió un comunicado al respecto, en el cual denunció la cercanía del obispo de Ecatepec con los corruptos gobernantes del Estado de México y calificó a Onésimo Cepeda de “mercader de la religión y la política”.

Lo anterior, molestó a Onésimo Cepeda, quien levantó una demanda en materia civil el 22 de febrero del 2007 en contra del PRD y Cota Montaño, en la cual señala que, en un supuesto ejercicio de su libertad de expresión, inexplicablemente le imputan en forma dolosa y sin apego a la verdad, hechos ilícitos, siendo que además se refieren a su persona en forma totalmente despectiva.

En su escrito inicial de demanda, el obispo califica de ilegal al comunicado emitido y difundido por el Partido de la Revolución Democrática y su presidente Leonel Cota Montano, el cual lo agraviaba a él y a la Diócesis de Ecatepec, Asociación Religiosa que representa. (Ver demanda del obispo de Ecatepec contra el PRD y leonel Cota Montaño ).

A continuación transcribimos lo que dijo Cota Montaño y lo que le contestó el obispo Onésimo Cepeda en su demanda, así como un breve comentario de un servidor en cursivas, para que usted se formule su propio juicio, aunque la juez ya decidió quien tiene la razón, decisión a mi parecer a todas luces violatoria de la libertad de expresión, pero que es apelable.

Cota Montaño: “La Secretaría de Gobernación decidió emitir una amonestación contra el obispo de Ecatepec, Onésimo Cepeda, por sus declaraciones en contra de nuestro candidato a la presidencia de la República”, la cual celebramos “y esperamos que sirva para que en el futuro el prelado se comporte con mayor responsabilidad, aunque conociéndolo, eso es improbable, por no decir imposible”.

Onésimo Cepeda: Cabe precisar que el comunicado emitido por Cota Montaño y el PRD “resulta ser totalmente falso, siendo que con fecha diecinueve de enero de dos mil seis, la Dirección General de Asociaciones Religiosas, Dirección de Normatividad de la Secretaría de Gobernación, notificó al suscrito la resolución contenida en el oficio número DGAR/598/2006, por virtud del cual le comunica que no es procedente iniciar procedimiento administrativo sancionador previsto por el artículo 30 de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público”.

Tiene razón el obispo sobre de que no se le siguió un procedimiento administrativo, pero sí hubo un exhorto de la Secretaría de Gobernación para que se “abstuviera de realizar conductas que pudieran considerarse no apegadas a las disposiciones legales aplicables, sin perjuicio de los demás derechos y libertades garantizados por el Estado mexicano”. ( Boletín 14 de la SEGOB: 20/01/2006 ).

Cota Montaño: “No es la primera vez que el citado obispo busca descalificar a nuestro partido o a nuestros dirigentes. Cepeda se ha caracterizado por su cercanía con los corruptos gobernantes del Estado de México y con el grupo Altacomulco; se ha caracterizado también por su cinismo y sus posiciones reaccionarias.

Onésimo Cepeda: Negó su cercanía con los corruptos gobernantes del Estado de México y con el grupo Altacomulco, y argumentó que lo que Cota Montaño pretendía, es hacer creer que él es corrupto por su "cercanía" con personas que los demandados tienen por corruptas.

Se me imputa, dijo el obispo, “ser una persona cínica, siendo que cínico es aquél que comete actos vergonzosos, particularmente mentir, sin ocultarse y sin sentir vergüenza. Además se imputa al suscrito, agregó, tener posiciones reaccionarias, lo cual “es falso completamente, ya que implicaría que tengo una participación activa en la política nacional”.

Cinismo significa desvergüenza en el mentir o en la defensa descarada de acciones reprochables, aunque también se le conoce así a los seguidores de una filosofía que defiende una vida austera y rechaza los convencionalismos sociales. El obispo se pone el saco y escoge la primera acepción, pero si nos vamos con la definición de que cinismo es la defensa descarada de acciones reprochables, entramos al terreno subjetivo e ideológico, en cuyo contexto se da la declaración de Cota Montaño, pues el señalamiento de cinismo va junto con el de posiciones reaccionarias.

Durante la homilía con la que celebró su cumpleaños número 70 en la catedral de Ecatepec, el obispo llamó a los fieles a impedir la despenalización del aborto, porque "si no luchamos hoy contra esta ley, mañana lloraremos por habernos convertido en cómplices de asesinos y le advirtió a Marcelo Ebrard "tú no eres Dios para decidir quién vive y quién no" y pidió a los católicos a defender la vida y el derecho a vivir. (La Jornada: 25/03/2007 ).

Para quien está de acuerdo con la despenalización del aborto, la actitud del obispo sería reprochable, pero además mintió porque la ley contra la que pidió combatir no era para despenalizar el aborto, sino permitir la interrupción del embrazo en determinadas circunstancias y en un periodo determinado. Además calificó de asesinos a quienes hoy ejercen la ley que fue aprobada y su reproche al Jefe de Gobierno del DF sobre su decisión de quien vive y quien no, se basó en una falsedad porque en primera, Ebrard no decidiría el destino de la citada ley sino los diputado, y en segunda, nuca el mandatario capitalino se propuso decidir quién vive y quien no. De aplicar el criterio del Obispo, procedería una demanda por daño moral a Marcelo Ebrard y por ende una jugosa indemnización, pues Onésimo se reivindica un Obispo rico metido a pobre.

Por último, sobre el cinismo filosófico, éste no va con el obispo, pues la vida austera no es su fuerte, aunque podría callarnos la boca donando su idemnización millonaria a los pobres de Ecatepec.

Respecto a sus posiciones reaccionarias, el argumenta que es falso porque de sostenerlas implicaría que tuviera una participación activa en la política nacional. Por favor señor obispo, no insulte nuestra inteligencia, las posiciones reaccionarias son un asunto ideológico y no necesariamente político. Su posición sobre el movimiento de Atenco y los derechos sexuales de las mujeres es totalmente reaccionaria.

Además, el veto que le fue impuesto para declarar sobre el proceso electoral por parte del Episcopado Mexicano, es una prueba fehaciente de que su propia congregación consideró que sí estaba inmiscuyéndose en política. (Ver nota al respecto )

Por otra parte, en una entrevista en uno de sus festejos por sus 70 años de vida, Onésimo Cepeda reconoció su amistad con empresarios como Carlos Slim y Alfredo Harp, así como su cercana relación con políticos de todos los partidos.(Terra: 23/03/2007 )

Durante una comida en el seminario del Espiritu Santo, ubicado en San Juan Ixhuatepec, Tlalnepantla, el obispo de Ecatepec llamó "brother" al líder petrolero Carlos Romero Deschamps, de quien dijo es su amigo entrañable a quien ha querido siempre desde hace muchísimos años, y creo, agregó, que él me ha querido igualmente. A Jorge Hank, en aquel entonces candidato a la gubernataura de Baja California Norte, quien fue el primero en sacar el tequila para brindar con él, le comentó, “todo mundo me decía: apártate de él, porque es satanás”, pero eres “un amigo sincero, profundo y leal” (Agasaja Onésimo a amigos y amores. Francisco Ortiz. El Norte:24/03/2007).

Luego se dirigió al mandatario mexiquense, Enrique Peña Nieto. “De entre mis amigos políticos pongo en p´rimer lugar a mi gobernador, que aunque a veces me desprecia y me coloca en segundo lugar, sabe que ha sido bien querido”. “Ama más al Obispo de Atlacomulco, no se por qué, pero eso ya es asunto suyo”, bromeó el obispo.

Lo mismo estuvieron con él los panistas Francisco Ramírez Acuña, Secretario de Gobernación, y Natividad González Parás, Gobernador de Nuevo León, que los priistas José Reyes Baeza, Mandatario de Chihuahua, y los ex Gobernadores Manuel Ángel Núñez, de Hidalgo, y Manuel Andrade, de Tabasco.

Antes de terminar, agradeció a Juan Camilo Mouriño, Jefe de la Oficina de Presidencia, a quien pidió extender su mensaje al Presidente Felipe Calderón, y a los ex senadores panistas Diego Fernández de Cevallos y Salvador Rocha, por colaborar con él en su denuncia contra Leonel Cota, líder nacional del PRD.

"Ellos que son chingones ¡que son buenos de verdad! y me ayudaron a partirle un poquito la madre a un partido que tiene un sol más oscuro que la luna", reveló el Obispo, arrancando un aplauso de los asistentes.(Con información de Reforma reproducida por blogotipo: 01/04/2007)

El alcalde de Ecatepec, José Luis Gutiérrez Cureño, quien fue el único perredista invitado a la fiesta, tubo que tragar saliva y aguantar como los meros machos, la crítica del prelado a su partido, ante la mirada atónita de su jefe de policía, Gildardo Pérez, que lo acompañó al convite del obispo rico metido a pobre como el mismo Onésimo Cepeda se denominó ese día (Terra: 23/3/2007 )

Esta información del grupo Reforma, hecha por tierra el desmentido del obispo de que no mantiene una cercanía con los gobernantes mexiquenses y prueba de que si es capaz de mentir. Además en el festejo reconoció publicamente que el panismo colaboró con él para la demanda contra Cota Montaño, lo que prueba sus nexos políticos y por ende pone en evidencia la imparcialidad y objetividad del fallo de la juez que sentenció al PRD a indemnizar al prelado.

Cota Montaño: “Cepeda es un mercader de la religión y la política. Es un hombre que se caracteriza por sus lujos y sus privilegios. En el PRD no lo consideramos una voz autorizada de la iglesia Católica y si, en cambio creemos que es una de sus manifestaciones más grotescas y corruptas.

Onésimo Cepeda: La palabra mercader se utiliza para definir a los comerciantes en forma peyorativa y para aludir al uso impropio o abusivo de dicha actividad, resulta que los, demandados imputan al suscrito ser un "comerciante" (impropio y abusivo) tanto de la religión como de la política, siendo que además ni la religión ni la política pueden considerarse objetos de comercio y la vida y prédica del suscrito desmienten inequívocamente tal interpretación. Además (los demandados) manifiestan ilegalmente que el suscrito es "una de las manifestaciones más grotescas y corruptas" de la Iglesia Católica.

Como el prelado asocia la palabra mercader con el pasaje bíblico en el que Jesús desaloja a los mercaderes del templo, considera a dicho vocablo como peyorativo y sinónimo de abusivo, pero según el diccionario mercader simplemente significa comerciante. El señala que ni la religión ni la política pueden considerarse objetos de comercio y que su vida y prédica desmienten inequívocamente tal interrelación.

Al respecto simplemente le damos el derecho a la duda, hasta que rinda voluntariamente un informe de su patrimonio y cómo lo obtuvo, pero como él dice que la iglesia no es democrática pues nos vamos a quedar con las ganas de conocer como llegó a ser un obispo rico metido a pobre.

Mientras tanto le preguntamos si el cobrar por bautizos, misas, bodas, no es comercializar los servicios que presta la Diócesis de Ecatepec que representa, los cuales para muchos deberían ser gratuitos.

Los artículos que cita el obispo en su demanda para demandar una indemnización de 750 millones de pesos en lugar de practicar el perdón como reza el credo religioso, son “el artículo 1910 del Código Civil para el Distrito Federal, que establece que la persona o personas que obrando ilícitamente o contra las buenas costumbres causen un daño, estarán obligados a repáralo. En el mismo orden de ideas, el artículo 1830 del mismo ordenamiento legal, establece que se considera hecho ilícito, aquél que sea contrario a las leyes de orden público o a las buenas costumbres”.

Podrán ustedes estar de acuerdo o no con lo dicho por Cota Montaño, porque el debate mediático fue en términos de concepciones, pero de ahí de que el dirigente perredista haya obrado contrario a la ley o a las buenas costumbres, es muy discutible.

Lo grave del asunto de la sentencia de la juez es que de proceder, sentaría un presente antidemocrático y violatorio al derecho de libertad de expresión consagrado en nuestra constitución política.

En su sentencia, la juzgadora ordena al partido del sol azteca indemnizar a Cepeda y publicar un extracto del fallo en dos periódicos de circulación nacional y en el espacio noticioso de televisión de Joaquín López Dóriga, debido a que fue en este último donde el año pasado Cota Montaño se refirió al obispo como "reaccionario" y "mercader de la religión y la política". (La Jornada:17/08/2007 ).

La impartidora de justicia concluyó que el PRD fue condenado al pago de la reparación del daño moral porque se demostró que tenía la intención "dolosa" de denostar públicamente a Cepeda Silva. Sin embargo, consideró que Cota Montaño no es el responsable directo, sino circunstancial, y que por ello corresponde al partido cubrir la indemnización.

¿Pero qué sucedió en el transcurso del juicio civil llevado por el obispo en contra del PRD y su líder nacional?

Enterado el PRD de la demanda de Onésimo Cepeda, buscó reunirse con él, para lo cual comisionó al hoy senador Ricardo Monreal Avila, quien junto con el actual presidente municipal de Ecatepec, José Luis Gutiérrez Cureño se entrevistó con el obispo en el domicilio de éste, acordando un cese a los ataques entre el funcionario de la Iglesia Católica y el dirigente nacional del Partido de la Revolución Democrática, Leonel Cota Montaño. (Milenio: 21/02/2006)

En conferencia de prensa, Monreal Avila, y Gutiérrez Cureño, informaron que no pidieron al obispo que se desistiera sobre la denuncia civil presentada en contra de Cota Montaño por daño moral, pero que había habido un acercamiento que pretendía cesar el conflicto y sentar las bases para un diálogo entre las partes, en los siguientes días.

Onésimo Cepeda “mostró muy buen ánimo y acordó que los miembros de esa Diócesis respetarán en adelante las campañas electorales, por lo que no intervendrán en la preferencia de los feligreses en favor ni en contra de uno u otro de los candidatos a presidente municipal y diputados locales”, comentó Monreal Avila.

En ese sentido, el dirigente perredista dijo que “lo cortés no quita lo perredista”, por lo que se intenta congeniar con la Iglesia Católica. Como parte de esos esfuerzos se llevó a cabo este desayuno de amigos y de respeto con el jerarca religioso, de tal forma que se logró establecer la garantía de que cuando las preferencias electorales determinen al alcalde, se respete el libre culto de los habitantes de Ecatepec.

Con este acercamiento los perredistas pensaron que se destensaría la relación entre el PRD nacional y la Diócesis de Ecatepec, luego de que entre los feligreses de más de 100 parroquias ecatepenses circulaba un comunicado que informaba a los creyentes que Onésimo Cepeda había interpuso una denuncia civil en contra del dirigente del partido del sol azteca, Leonel Cota Montaño.

Pero no fue así, pues el prelado continuó su demanda contra el PRD y Cota Montaño, y si dejó de intervenir en política con su declaraciones en contra del PRD, no fue producto de la plática con Ricardo Monreal y Gutiérrez Cureño, sino porque se lo ordenaron sus superiores eclesiásticos, lo cual reconoció en una carta que envió a todos los obispos en la que acusó al secretario ejecutivo de la Secretaría General de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Francisco Javier González González, de haberle impuesto un veto para que hablara con la prensa. (vanguardia:04/09/2006) .

Este fue la orden: “Considerando especialmente delicado el momento político que vive México en estos días previos a la jornada electoral del próximo 2 de julio, pedimos que toda declaración para manifestar la opinión del Episcopado Mexicano en torno a este asunto sea emitida exclusivamente por el Sr. Obispo Secretario General y vocero oficial de la CEM. Este actuará siempre en base al magisterio colegial más reciente de la misma CEM con la aprobación, en cada caso, del Consejo de Presidencia”.

Onésimo Cepeda se disciplinó y dejó de hacer declaraciones a la prensa en su calidad de Presidente de la Comisión Episcopal de Comunicación Social de la CEM “a pesar de que los reporteros me han buscado”, dijo en la misiva que dirigió a sus homólogos, en la cual también destaca, que por esa misma razón tampoco se ha defendido “de ninguno de los ataques de que he sido objeto en los medios de comunicación, para no romper el veto de que fue objeto.

Lo que no pudo el PRD ni la Secretaría de Gobernación, lo realizó el Episcopado Mexicano, no obstante la inconformidad del prelado, quien señaló que el veto impuesto fue “en razón de la campaña que grupos al interior y exterior de la Iglesia han emprendido en contra de mi persona, la cual no corresponde a la realidad, pues ni soy miembro del Club de Roma, ni estoy en contraposición al Club de Ginebra, ni soy capellán del PRI, etcétera”.

En este sentido, Onésimo Cepeda alertó “no caigamos en el juego de quienes pretenden reducir a clubes la unidad de la Iglesia o de quienes pretenden ceñir la política del bien común a la competencia partidista”.

Nuestra misión pastoral, agregó el prelado, nos lleva a dialogar con las fuerzas políticas representativas de la sociedad y a dialogar con la autoridad civil legítimamente constituida y en algunos momentos mediar entre la autoridad y la sociedad”.

Convencido de la necesidad de hacer presente la voz de los obispos en los medios de comunicación, Onésimo Cepeda recordó que durante las ruedas de prensa que suelen realizarse durante las Asambleas ha invitado a los obispos que tienen algo que aportar al diálogo nacional de acuerdo al momento concreto que se está viviendo en el país, o en determinada zona.

Sentenció que con el cargo que se le encomendó ha procurado que se escuche la voz del Magisterio en este proceso de cambio que estamos viviendo. Principalmente ahora que “las presiones internacionales y del país han pretendido impulsar ideas contrarias al orden natural de la familia y la persona, promoviendo ideologías de género, derecho al aborto, expulsión de la Santa Sede de las Naciones Unidas, etcétera”.

Pero toda esta confesión del obispo de Ecatepec sobre su participación política a través de los medios de comunicación, no fue tomada en cuenta por la juez, quien no consideró que Onésimo Cepeda gusta en provocar el debate mediático, pero sí determinó que fue “denostado públicamente con intención "dolosa" por el PRD.

Y es que el Onésimo Cepeda no se calla la boca para nada, bueno ya vimos que cuando se lo ordenan el Episcopado sí se alinea porque como él mismo dice en la iglesia no hay democracia (La Jornada: 21/05/2002 ). La bronca que trae con el PRD no nació en el 2005, ya la trae desde siempre, pues en agosto del 2002, se le aventó al PRD y al Movimiento de Atenco, declaraciones que también generaron una gran polémica.

En un acto proselitista, la entonces dirigente nacional del PRD, Rosario Robles Berlanga acusó a Cepeda Silva de mantener un absoluto desprecio contra el ser humano, al referirse a sus declaraciones en cuanto a que era preferible que murieran más de 300 personas antes que suspender las obras del nuevo aeropuerto internacional en terrenos de Texcoco.

Nunca lo dije, señaló en aquel entonces ante sus feligreses el controvertido prelado. “Yo lo que dije tranquilamente y se lo digo a ustedes: que si hubieran perecido 300 personas hace años, no tendríamos que ser rehenes de los zapatistas, ni tendríamos los problemas del CGH, ni tendríamos los problemas de los machetes, ni tendríamos ningún otro problema. ¿Por qué? Porque viviríamos en estado de derecho". (La Jornada:12/08/2002 ).

¿Cómo interpretan ustedes dicha declaración? Y si tienen duda lean la siguiente afirmación y juzgue usted si es cínico o no, si es reaccionario o no, porque sobre estas actitudes se refirió Cota Montaño.

Onésimo Cepeda dijo: "¿verdad que es distinto dicho así, que como lo plantean algunos periodistas, y como lo planteó una vieja por aquí el domingo pasado? Y sobre todo cuando lo plantea una vieja que critica 300 muertos y aprueba el aborto, ¿cuántos muertos mueren en el aborto? ¿Cuántos niños mueren abortados en México? Cientos de miles, ¿y me viene a protestar porque yo hablé de 300 muertos? ¿Cómo me pueden decir de honestidad una gente que golpea con la mano izquierda y con la mano derecha se jala todo lo que puede para la bolsa? Porque esté acusada de peculado".

Onésimo Cepeda añadió ante los feligreses: ''nosotros tenemos que pensar eso, y yo lo repito aquí porque ustedes lo oyeron, porque el mitin fue aquí, porque vino a cacaraquear aquí, en mi gallinero, y en mi gallinero, cuando cacaraquea, una gallina se encuentra con un gallo".

El que le haya dicho a la dirigente perredista una vieja que vino a cacaraquear ¿es peyorativo o no? En mi pueblo dicen que el que se lleva se aguanta, pero ya vimos que Onésimo Cepeda no se aguantó cuando lo criticó Cota Montaño. ¿Tiene autoridad moral para demandar por daño moral un obispo que no se da a respetar? Se los dejo de tarea.

Pero el obispo Onésimo Cepeda no sólo ha sido objeto de críticas por el PRD sino también del EZLN, pues en abril del año pasado, el subcomandante Marcos visitó Ecatepec, donde le cobró el comentario sobre Atenco con intereses. “En nuestro recorrido por el Estado de México, dijo, hemos visto cosas que dan asco, como es el caso del obispo Onésimo Cepeda, que ha prostituido la cruz", pues “cuando se cuando se reúnen con él los grandes políticos y empresarios, éstos "no llegan a confesarse sino para mocharse, como decimos aquí abajo". (La Jornada: 25/04/2006 )

A una cuadra de la catedral sede de la diócesis de Ecatepec encabezada por el polémico prelado, Marcos señaló, “sabemos que ha construido un poder económico, y está al servicio de los poderosos y sus gobernantes. También sabemos que hay otra Iglesia, la de abajo, la de las comunidades eclesiales de base, de los cristianos creyentes y comprometidos con el pueblo". Las rechiflas y mentadas contra el obispo salían espontáneamente de los centenares de personas que también escucharon a ecatepenses denunciar el insultante poder acumulado por Onésimo Cepeda.

El Subcomandante zapatista “aludió al obispo Onésimo Cepeda, como un ejemplar de ese alto clero que se reproduce en el territorio repartiendo bendiciones en los campos de golf, en los restaurantes de lujo, “en las soberbias mesas en las que todo abunda menos la dignidad y la vergüenza”. Representaba -dijo- a esa iglesia que adora a los dioses del poder y del dinero y que es indulgente “con el crimen hecho gobierno y empresa”, mientras condena al fuego infernal la rebeldía de quienes piden justicia y paz. A pesar de esto, no deja de percibir Marcos la existencia de otra iglesia, “la que habla de humildad y honestidad”, la que elige estar del lado de los marginados.

Y el dirigente zapatista no cuestionó a Onésimo Cepeda por defender al PRD, a quien también le sacó sus trapitos al sol, sino porque el prelado se ha destacado por defender el statu quo y relacionarse con el poder. Lo cual no espanta a nadie pues no es secreto sus preferencias políticas hacia el priísmo mexiquense, lo cual no reconoce en su demanda, donde se presenta como una inocente palomita que no participa en política, pero que sus declaraciones ante los medios de comunicación, que no son pocas revelan lo contrario.

Finalmente habría que señalar que en aquel desayuno entre el obispo y el alcalde Gutiérrez Cureño cuando éste era candidato, no se logró que Onésimo Cepeda le perdonara a Cota Montaño la demanda que hoy obliga al PRD a una indemnización millonaria, bueno si es que no apela, pero si logró que la Diócesis que representa el prelado cuente con el apoyo del alcalde perredista, al grado de que éste ha preferido dar los permisos de las ferias patronales a los párrocos que a los Consejos de Participación Ciudadana, dejándole que sean los clérigos los que reciban las jugosas comisiones que se dan por dejar instalar una feria. Pero, dice Onésimo Cepeda que ni la política ni la religión son objeto de comercio.

Declaraciones del obispo Onésimo Cepeda (Juzgue usted si el prelado hace política o no).

La Iglesia católica del país sí tiene personalidad jurídica para intervenir en el debate sobre la despenalización del aborto, sostuvo el obispo de Ecatepec Onésimo Cepeda Silva, al ser entrevistado después de asistir a una comida en Los Pinos con el grupo denominado Por México, donde él, junto con el presidente del Episcopado Mexicano Carlos Aguiar, felicitaron al presidente de la República, Felipe Calderón, por su postura en favor de la vida. (Leer más )

No puedo creer tanta desfachatez de parte del prelado, una contradicción eclesiástica que no hace ver los valores fundamentales de ésta: humildad, respeto, valor y sobre todo el perdón. Quién soy yo para juzgar, si no un simple mortal esperando un espacio en el infierno. (Leer más ).

Onésimo Cepeda dijo, que ha sido capaz de amar a los del PRI, a los del PAN y a los del PRD, porque detrás de los nombres hay personas a las que Jesús ama sin distinción" y rechazó que la confrontación por el tema del aborto ponga en riesgo la paz social y pidió a los políticos que se pongan a legislar en temas importantes como las reformas fiscal, energética y de pensiones, "y no que anden pensando en matar a la gente", expresó. (Leer más) .

Insiste el obispo Onésimo Cepeda, que si se despenaliza el aborto en la Ciudad de México, los legisladores provocarán crímenes masivos. Sentenció que si el PRD en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprueba el aborto, la Iglesia Católica les hará pagar el costo político de manera elevada. (Leer más ).

El obispo de Ecatepec, Onésimo Cepeda, aseguró que siempre ha sido el “obispo de los ricos”, pero para ayudar a los pobres, “y eso la gente no lo entiende. En entrevista exclusiva con Víctor Trujillo, para El cristal con que se mira, Onésimo Cepeda reconoció que desde su juventud se lleva con personajes como Miguel Alemán, Roberto Madrazo o Carlos Slim, quien fue su socio (Leer más ).

El obispo de Ecatepec, Onésimo Cepeda, acusó al subcomandante Marcos de "alborotar" a la gente y sólo incitarla a la violencia, y exigió su encarcelamiento. (Leer más )

Algunas de las opiniones que el obispo de Ecatepec, Onésimo Cepeda tuvo para los reporteros, lo que además, me hace cuestionarme: ¿Es suficiente con saber el padre nuestro y aún siendo un patanazo puede uno usar sus ropitas y dar misa y bendiciones tan tranquilo? (Leer más ).

Monseñor Onésimo Cepeda, Obispo de Ecatepec, se ha impuesto un importante reto… devolver el respeto, la honestidad y la grandeza, a la fiesta taurina que se organiza, justamente en la ciudad en donde él… lleva a cabo su labor pastoral. Cansado de tantas pillerías, Monseñor Cepeda, levantó su voz y de acuerdo a sus amplísimas declaraciones ante los medios de difusión, decidió tomar “al toro por los cuernos”, y hacer empresa acompañado para tal efecto, del empresario taurino Paco Calderón… en lo que se refiere a la organización (compra de ganado y contratación de toreros) de los festejos. El fin… recuperar la integridad de la fiesta. (Leer más ).

La Iglesia nunca será democrática, porque no es ningún partido (político); es jerárquica, porque depende del Papa y cada prelado es la cabeza de la Iglesia del lugar", afirmó el obispo de Ecatepec, Onésimo Cepeda Silva, ante cientos de feligreses de Santa Clara, Ecatepec. (Leer más)

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris