Facebook Twitter Google +1     Admin

Usted ya podrá checar si le pesan correctamente su compra en la Central de Abastos; Gutiérrez Cureño inauguró módulo de Profeco

20070619080346-cureno-en-la-central-de-absto-min.jpg

Debido a que se registraban 50 quejas diarias de consumidores a quienes se les vendían kilos con 200 o 300 gramos menos en la Central de Abastos de Ecatepec, principalmente en la compra de frutas y legumbres, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) instaló un módulo para repesar mercancías y detectar alteraciones de básculas, informó Arturo Fernández, presidente del Consejo de Administración de dicho centro de comercialización, al cual acuden diariamente para abastecerse 30 mil compradores de la región.

Al inaugurar el módulo de repeso de Profeco, el presidente municipal José Luis Gutiérrez Cureño acompañado de la delegada de Profeco en Tlalnepantla, Teresa Garduño, reiteró el apoyo del gobierno municipal a los comerciantes para resolver los problemas de inseguridad, transporte y vialidad que padece esta Central de Abastos, y que a pesar de ello, dijo, sus comerciantes la han mantenido como la cuarta central de abastos más importante de la república, porque “son gente trabajadora, de los que más temprano se levantan y que mantienen una actividad económica durante el mayor número de horas al día”. La idea de mi gobierno es contribuir para que sea la más importante”, agregó.

Por su parte, la delegada de Profeco precisó que se realizaron inspecciones a 18 negocios y en 15 se detectaron básculas alteradas que fueron inmovilizadas y advirtió que si los comerciantes reinciden en violar la ley del consumidor, habrá clausuras a bodegas y multas que pueden ir de 20 a 50 mil pesos.

En cuanto el módulo comenzó a operar, decenas de clientes se acercaron a pesar su mercancía y comprobaron que en muchos casos les faltaban de 100 a 300 gramos por kilo, por lo que verificadores de Profeco levantaron actas contra comerciantes ante el beneplácito de los consumidores.

Al respecto, Irma Martínez, vecina de Izcalli jardines, quien compró sandía y le pesaron 570 gramos de más, opinó: “me parece muy bien porque ya no nos van a robar; porque uno viene aquí desde tan lejos para ahorrarse un poquito más y finalmente no hay ningún ahorro”,.

El módulo citado operará con dos verificadores, tres básculas disponibles para los clientes, dos con capacidad de 15 kilogramos y una de mil kilos, mientras que los fines de semana habrá operativos con al menos siete inspectores.

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris